lunes, 19 de diciembre de 2011

Debo poner título

No intentes querer a una persona de nuevo, no intentes imaginar un futuro como el pasado de antes. Porque una cosa no sale por segundas veces, a no ser que hablemos de las dichosas matemáticas.


Recordar duele y sobre todo saber que mientras tú aún vives en el recuerdo, el vive haciendo recuerdos..






-Claudia Tubilla

martes, 13 de diciembre de 2011

Hola, bien / Adiós, mal

Bien.
Bien, bien y bien.
Bien, bien, bien y bien.


No puedo aumentar el número de "bienes" . Aunque quisiera, me gustaría hacerlos infinitos para que duren toda la vida. Pero entre un -Bien- siempre hay un -Mal-

A veces... si.. Hay momentos en los que sabes que nunca se repetirán. Como esa conversación que tuviste con él. Podías decir todo lo que querías. Y bien, o " Y mal", lo hice.

Tuve esa oportunidad y puse lo que quise. Sabia desde el primer momento.. cómo sería el final. Pero continué. Yo tenía en mente lo que quería e intentaría llegar con ello hasta la ultima palabra de la confusa discursión.

- me ofuscaste con tus bipolaridades, pero teniendo una cosa clara. / Adiós /
- Pero una vez que yo admitía ese "Adiós", comenzabas con el / Hola /

Mal.
Mal, mal y mal.
Mal, mal, mal y mal.




.ClaudiaTubilla.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Déjalo ya




No te diré si lo haces bien o lo haces mal. Tienes que ser consciente de lo que estás haciendo, porque verás, aunque creas que no, todo el mundo se da cuenta de sus errores.

Hasta de los más pequeños, pero espero que algun dia, te quites la venda y digas
: hasta aquí.



ClaudiaTubilla

lunes, 21 de noviembre de 2011

Apolo.

Yo quiero ser como él.

Quiero mirarme al espejo y decir: "Hey nena, soy yo, cómo no me vas a conocer... soy demasiado popular, demasiado famoso, demasiado atractivo para pasar desapercibido"

Quiero pasear por la calle, con una chica agarrada a mi mano, naturalmente, una diferente para cada uno de los días del año.

Quiero levantarme con una colonia diferente después de una noche loca.

Quiero copiar y pegar mensajes y enviárselo a todos mis contactos del sexo femenino.

Quiero llegar al número infinito en mi lista de labios.

Quiero acariciar cada una de las curvas de cada mujer y decirlas que son las más bellas que he visto.

Y sobretodo quiero no sentirme mal por lo que hago, porque lo que hago, lo hago por diversión. No hago daño a nadie.

Quiero enamorarlas.






Claudia Tubilla

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Aniquila tu mente, haz lo que sientes.




Hoy me he levantado con ganas de enamorarme. De ese chico que sé que no me va a olvidar, ése que tiene los ojos con diferentes tonalidades cuando le da el sol.

Hoy quería ser una chica nueva, con una sonrisa que no me la quitan ni los días de lluvia. Hoy quería mirar a mi alrededor y decir: ¡Estoy enamorada y me da igual!

La mayoria de las veces que me enamoro, cometo ese mismo error, enamorarme.

¿Porqué? Por que si lo hago libremente, enamorarme dejándole al corazón, me suelo llevar unos cuantos golpes. Puede que golpes físicos dándome con la cabeza a la mesa y diciéndome: porqué coño tengo que ser dependiente a una persona, y que en vez de decir: estoy encantada de pensar en tí, digo: ¡maldita sea! Me encantaria enamorarme libremente, tener algo bonito y decir que soy la persona más feliz del mundo.

Y con todos estos errores y estrategias preventivas.. ahora mismo cuando oímos la palabra enamorarse, al menos a mí, me suena a miedo.


C.T

martes, 25 de octubre de 2011

El listado de la discoteca

Entro a una Discoteca, Pub.. o lo que sea, voy sin amigas. Las he perdido. Me revuelvo entre la gente, bailando al son de la música, me siento libre. Cuando abro los ojos, ese grupo de chicos, me está mirando, sonrio. Se me acerca uno, no le dejo hablar. Me pongo a bailar con él. Me canso, voy dirección al baño, creo que él me está siguiendo.. genial. Me meto en el baño.. qué raro que no esté lleno.. opto por el de los chicos, esta vacio. Me giro y noto que me empujan, estoy en el cuarto de baño con él. Al rato, me salgo.. sonrio. Me miro al espejo. Saco de mi bolso un pintalabios, me los retoco y.. estoy perfecta. Sonrio por útima vez y saco de mi bolso una lista. Tacho su Nombre. Perfecto. Mañana le toca a ese castaño con rizos.

Claudia Tubilla

jueves, 13 de octubre de 2011

sábado, 24 de septiembre de 2011

Intendible

Y simplemente a veces te dan ganas de colocar esa tilde en un momento adecuado, sabiendo que quizá esa palabra no sea ni esdrújula, ni aguda, ni llana..
¿Y entonces qué es?

Pues bien, a esa conclusión quiero llegar, pero el corazón me dice que ahí he de ponerla, porque queda aún más bonita esa palabra..

Claudia Tubilla

lunes, 15 de agosto de 2011

No me ligues a ti si no te interesa el amor.


Ella no piensa que cuando has dejado de querer a una persona no debes mantenerla ligada a ti por el mero hecho de que te da seguridad y te hace sentir importante.

El coste de la independencia es la libertad, y ésta sólo puede ser total cuando uno es honesto consigo mismo y con las personas a las que ha amado.

domingo, 7 de agosto de 2011

Estrellas

No voy a pensar que las nubes son de chocolate y tu sonrisa de algodón.


Claudia Tubilla

martes, 2 de agosto de 2011

Empanadas de sal

De vez en cuando me gusta llorar, solo por desahogarme.
Muchas de las veces me gusta aconsejar a mis amigas, solo por ponerme en situaciones nuevas.
Pero muchas veces, cuando oigo tantas historias tan bonitas, me dan envidia. Si, envidia de felicidad. Ellos/as tienen lo que quieren. ¿Yo? Busco, espero, miro por la ventana, escribo textos, pero nada de eso me hace sentirme como ellos.

Por las noches me encanta pensar en frases que muchas de ellas me salen solas, como, "Sólo yo voy a saber que tu boca me sabe a MIEL".


Claudia tubilla

jueves, 7 de julio de 2011

Cuando mis lágrimas regresan al pasado, vuelves

Quizás, el reflejo de mis lágrimas en el espejo, que lentamente veo como descienden hasta tocar el agua que cada vez se va colando poco a poco, por un pequeño agujero del tapón de goma en el lababo del cuarto de baño, sea una tonteria más que me suele pasar cuando pienso en tí.


Cuando mi mente solo se le ocurre volver a proyectarme el pasado y hacer que mire el movil de vez en cuando añorando los sms que nos mandábamos.


Cuando justamente tienes lo que más quieres, a veces pienso que cuando en un momento se me acabe esa felicidad tan contenida que tenía al estar durmiendo, cuando notaba cómo el movil hacia : Bip-Bip, miraba con la vista nublada de el destello que producía la pantalla del teléfono, enfocaba los ojos, poco a poco, y cuando lo conseguía, podía visualizar tu nombre.

Y qué bonito era, ahora lo miro y recuerdo mi cara de felicidad que se me ponía al leer el mensaje, al ver que pensabas en mí, al ver que todo me estaba saliendo bien.. Hasta este momento, en el cual, te veo y al menos tú, ya no sientes ese fuego o esa magia tan estupenda que sentíamos cuando estabamos tirados en la hierba del
Parque de los Peces..






Claudia Tubilla

martes, 5 de julio de 2011

Stuff

Nuevo, no. Viejo, tampoco. Repetitivo, tal vez. Mejor, no. Peor, sin variación..
Qué más da cómo sea si todos acaban con el mismo final: desilusionante.


Claudia Tubilla


domingo, 5 de junio de 2011

Contemplar.

La vida un par de células,

Un par de células una persona,

Una persona sentimientos,

Sentimientos expresiones,

Expresiones son tiempo,

Tiempo minutos,

Vivir cada momento

Como si fuese el último.

Respirar y acariciar el alma,

Sentirla y mimarla.

Un mar lleno de lágrimas

De un cielo caído de miradas

¿Dónde está la verdad?

¿Dónde está la mentira?

Todo aquello se escribe en la misma línea

Vivir y contemplar,

son aquellas palabras que hemos de usar,

son las que hacemos sin pensar.

Fruto de la naturaleza es:

El saber estar y expresar

Cada una de las lágrimas

Que se nos pueden escapar.




Claudia Tubilla

viernes, 29 de abril de 2011

Cuando lo encuentre, cambiaré.

Dios mio, ahora nosé. Nosé qué me pasa. Supongo que a todos nosotros nos haya pasado. No pienso, sino, siento. No me apetece nada, solo mirar las cosas pasar, ahora mismo no quiero enamorarme, es como si me diese pereza. No quiero, no. Puede haber cosas preciosas en el amor, puede que experimente emociones nuevas, pueden suceder tantas cosas... pero ahora prefiero mirar a los enamorados, mirar a los jóvenes estar juntos, abrazados. Y yo, no tengo ganas, no tengo ganas, quizá porque dicho libro, el cual he estado leyendo, me las ha quitado. A veces te das cuenta que enamorarte no es todo y a veces se pasa mal y por ello lo evitas. Ahora mismo, lo estoy evitando, sí, lo voi a hacer. Hasta que no encuentre lo que busco, lo haré.



Claudia Tubilla



lunes, 11 de abril de 2011

Luna, que desde el cielo tu abrazo es mi abrigo..♥

Mi tesoro, mi vida, mi corazón.
11-Abril-2010

Te me fuiste, luchaste muy fuerte contra todo ese veneno, aguantaste lo inaguantable, lo que un perro dura en horas y tu lo conseguiste en días, casi en una semana.
No puedo dejar de pensar en tí, Luna.
Tú eras la única que sabía ponerme felíz cuando nadie podía. Tú eras la que me levantaba todas las mañanas corriendo y subiendote encima de mi cama y con el ozico sobre mi cara... Tú, simplemente has sido mi vida, y lo seguirás siendo. Porque no hay día en que no piense en tí. No hay dia que estrañe tu pelo, tu olor.. tus lametazos o mordiscos...
Te amo, no te quiero, te amo Luna. Porque quererte es algo inferior a amarte.♥
Que para mi eres un trozo de mi vida, que me arrancaron sin pedírmelo y deprisa. No pude darte tantos besos, más caricias.

Te amo Luna,

Claudia

viernes, 18 de marzo de 2011

Fear.


Lo que más miedo me dá, no es no verte, sino, Desearte.
Miedo que ambula, miedo que mata, miedo que tienes.
-Miedo..

Claudia Tubilla

domingo, 6 de marzo de 2011

Siempre con alguien

Al parecer la vida está construida de tal forma que nadie puede llenarla solo, a las flores no les basta con tener pistilos y estambres y un insecto o la brisa deben introducir el pistilo en el estambre, la vida es igual, contiene su propio vacío que solo otro puede llenar, al parecer el mundo es la suma de esos otros y sin embargo no sabemos si nos dicen si nos complementamos mutuamente, vivimos de forma desperdigada ignorándonos unos a otros, a veces nos permitimos encontrar desagradable la presencia del otro, ¿porqué está construido el mundo de un modo tan desordenado? Un tábano bañado de luz se acerca volando a una pequeña luz, yo también he podido ser sin saberlo el tábano de alguien, quizá tú también has sido alguna vez mi brisa.

domingo, 27 de febrero de 2011

Cola-cao


Quiero echar un poco de cola-cao a tu leche para hacertela más rica, diferente y.... Envolvente...
Para que me puedas probar, solo tienes que abrir esa caja y mirar dónde tienes esa cuchara para poderme saborear.



Claudia Tubilla

sábado, 19 de febrero de 2011

Feeling again..

Sigo aquí, sigo preocupada. Pienso, recuerdo.. Dios mio...

(Un flash)


-No... por favor...

(Suspiro más fuerte)

La piel se me pone de gallina... una suave sensación noto... apenas veo...
Ya sé lo que es... eres tú en mi cabeza una vez más...
Y yo.. sigo cansada de seguir así...


Claudia Tubilla

viernes, 28 de enero de 2011

Tengo ganas de tí


Y ahora ya no tengo dudas, no tengo remordimientos, no tengo sombras, no tengo pecado, no tengo pasado. Solo tengo unas ganas inmesas de volver a empezar. Y de ser feliz, conitgo. Si, es así. ¿Ves? hasta te lo he escrito: Tengo ganas de tí.

miércoles, 19 de enero de 2011

Dime el porqué...


Y miro a mi alrededor. Ese silencio de estrellas entrometidas, el ruido de mis lágrimas agotadas. Y yo, estúpida, buscando y esperando encontrar una respuesta. Dadme un porqué, un simple porqué, cualquier porqué. Pero qué idiota. Ya se sabe. cuando un amor se acaba, se puede escontrar de todo, excepto un porqué.

miércoles, 12 de enero de 2011

Ríete.

Me rio de lo que no me tengo que reir, porque no es gracioso, solo me rio por no decir cosas de las que me pueda arrepentir.
Jugar para olvidar, considerar algo a lo que te puedas agarrar y de nuevo olvidar..
Tocar, sentir, ser como no fuiste entonces, y verás que aunque no entiendas Nada de Nada, te ries y te vuelves a reir, porque es lo único que alivia ese momento.
Aunque mojes la almohada, rieté, por que solo los más débiles caen, y los más fuertes de nuevo rien.
Qué estupidez verdad?
Reir para no... llorar?


Claudia Tubilla

martes, 11 de enero de 2011

La primera vez y la última que te escribo.

Lo sé, ha pasado mucho tiempo y aún me dan ganas de llorar. No paro de recordar el tiempo que pasé contigo, fue breve, lo sé, pero fue el más especial, quizá para tí insignificante, quizá para tí sea una niña cursi o idiota, quizá no sea para tí. ¿Sabes? Cuando leo los libros de chicas o esas cursiladas que tú me decias que también leía tu hermana, en las historias de amor que te cuenta el libro, solo me vienes a la mente tú. solo me viene a la mente el recuerdo de lo que había podido suceder si hubiese durado, si nos hubiesemos complemetando o cosas así.
Muchas de las veces pienso en todo, y pienso que sí, que nuestro primer beso como desconocidos fue en un cruze de acera mientras esperábamos a que el semáforo se pusiese en verde, y aún recuerdo qué semáforo era, recuerdo cómo fue, recuerdo cómo me sentí.
Pero antes de irme contigo esa noche cálida de principios de verano, uno de mis amigos me dijo que no me fuese contigo, y sea la razón que fuese, tenía razón. Caí en la maldita de esperanza en que sí, eras tú, tanto tiempo esperando a conocerte que no podía perder esa ocasión, irme contigo un tiempo limitado, hasta encontrarme con mis padres que me estaban esperando, y yo con una sonrisa en la cara, ese momento no quería que acabara y tú ponías de tu parte para que tampoco, con un "te acompaño más", " espera un poco". Dios... tenía unas ganas inmensas a quedarme, pero me tenía que ir. Esperé todo el verano, todo, deseando llegar a León y volvernos a ver como me propusiste por el chat, y allí en el pueblo al que me fui, me preguntaron si tenía novio, si me gustaba alguien.. esas preguntas tontas para hablar de algo. Y yo, simplemente te describía como un chico diferente en León, las inglesas se reían y se alegraban por mi, hasta en la capital me hablaban de tí y me preguntaban, te tenía hasta en la sopa.

Pero ahora ya no es el mismo recuerdo porque toda esa ilusión, pues ya no está.
Qué idiotez. No habrá chicos en León, no habrá gente que me pueda tratar mejor, pero tú, no sé por qué pero te ha tocado, inmaduro, infantil o lo que seas para mis amigas y muchas de las veces para mí, estás ahí, en mi maldita mente.
Sé que no puedo hacer nada al respecto porque estás con una chica y seguramente que con más cosas en común que yo, sé que en su díame dijiste que no había feeling, que ya, que fín, que había sido una bobada a la que me estaba agarrando. Sí, lo sé todo, pero digan lo que digan, si me ponen un ejemplo de chico, eres tú, si tengo que poner el ejemplo de chico con el que más he sentido o gustado, eres tú. Y aunque lo deteste, eres tú. Espero que la bobada se me pase pronto, porque no tengo nada que hacer, ni siquiera quiero yo, ni siquiera saldrá por tí mismo mirar esto, ni siquiera, te acordarás. Pero ya sabes , seré la tía más cursi de todas al decir estas bobadas, que realemente lo son.
Y yo nunca soy de las que dicen sus cosas, más bien, saben que soy difícil de expresar las emociones. Lo admito yo la primera. Y mira por donde, tú, eres el caso donde no puedo resistirme a escribir, a decir lo que siento, lo que sentía.

Y ¿Sabes qué? Esto es lo más idiota que he escrito, esto y que seguramente que me arrepienta, pero al menos me alivia decir que por una vez he puesto de mi parte, y unas grandes parrafadas con lo que pienso.

Si lo llegas a leer, que lo dudo, y pienses que idiota y demás es esta chica, quiero que las cosas sigan igual, aunque nos miremos, no nos saludemos, aunque a veces lo hagamos, nos saludemos y que de vez en cuando, hablemos.



Claudia Tubilla

sábado, 8 de enero de 2011

Basta. Solamente allí..


Basta.
Estoy fuera. De los recuerdos. Del pasado. Pero también estoy perdida. Antes o después las cosas que has dejado atrás te alcanzán. Y las cosas más estúpidas, cuando estás enamorado, las recuerdas como las más bonitas. Porque en su simplicidad no tiene comparación. Y me dan ganas de gritar en este silencio que hace daño.
Basta. Déjame.

Ponlo todo de nuevo en su sitio. Así. Cierra. Doble vuelta de llave. En el fondo del corazón, allí, en aquella esquina. En aquel jardín. Algunas flores, un poco de sombra y después dolor.
Ponlos allí, bien escondidos, te los ruego, donde no duelan, donde nadie pueda verlos. Donde tu no los puedes ver.
Eso. Otra vez enterrados.

Ahora está mejor, mucho mejor.