miércoles, 15 de noviembre de 2017

words dealer


Hay quien entiende de senderos,

de casualidades, de destinos.

Tú nunca fuiste una casualidad. Ni una línea infinita sin indicarme el Norte, el Sur, el Este o el Oeste.

A veces, una línea es mucho más ligera y significante que un montón de palabras adornadas.

Es algo capaz de erizarte la piel
cada vez que lo encuentras.

Elipsis

C.T

lunes, 30 de octubre de 2017

Sal de lo que crees que eres 



Eres la gota que colma el vaso.

Un sinsentido de palabras y formas de ser
que si lo miras con perspectiva
forman un exclusivo mural. 

La de veces que arrancamos ira de la nada, 
y apaciguamos la tormenta exponiendo nuestras cartas.

Eres la gota que colma el vaso.

Un estallido sin nombre que vive en una cuarta dimensión.
Un coyote que huye cuando se ve rodeado de realidades.

Cogiendo toallas, que no tirando
porque no quiere que le desnuden el alma
ni le arañen la espalda.

No hay sueños que valgan. 
Ponte la capa encima y empieza a hacerlos realidad.

C.T

martes, 24 de octubre de 2017

Scape



Si supieras comprender lo que significa
tan solo un cuadro de luces 
sin armonia como nosotros,
ardiendo cual infierno entre labios.

Tú que ignoras todo tipo de letra y hazaña
que recibes con veneno
Sabe Dios, que el amor y el cielo
van de la mano.
Eres capaz de encogerme el corazón y ni tan si quiera 
saber que me he perdido.
Con y sin(tigo).

Yo no sé tú. 
Pero mirar la ciudad desde cualquier vértice de tu cuello
me crea una sensación de vértigo.
Porque no se si perderme o encontrarme 
aquí
a solas
o con el viento.

C.T

martes, 2 de mayo de 2017

Edificios vacíos

Qué fácil es taladrarnos los oídos, 

airear los versos

inventar poesía

mentir entre líneas y exagerar romances.


Qué difícil es querer sin medida, sin miedo al arte. 

A volcarnos en nuestros huesos vacíos y rellenarlos de idiomas que lleven nuestros nombres.


Lo fácil es que seas difícil a tus treinta y tantos

que te pierdas en tus manías y latas de conserva de la pubertad.


Te estaré esperando en uno de esos edificios de la cuidad, que están aún sin colonizar. 

Bellos por fuera, incógnitos por dentro.

Quizás este fin de semana. Quizás mañana. O tan solo 

quizás.


C.T

sábado, 22 de abril de 2017

Ni testigos ni culpables.

Y qué le diremos al destino si no nos queremos
vivos.
Nos escapamos entre tantas horas
saboreando lo que un día sería la conquista
de nuestros sueños prohibidos.

Qué le diremos a los vicios

tentándolos en nuestras bocas, rabiándoles
abusando de ellos para nunca ya,
darles ningún ritmo.

Qué serán de las ganas que crearon

la metamorfosis en mis costillas.
Tan efímero fue ese desenfreno que a mis labios
se les rompieron los huesos.

Y ahora ya,

ni celos, ni brisa, ni pelo.

C.T

jueves, 9 de marzo de 2017

Furia

El frescor de tus labios
cada vez que se posan en mis oídos,
la penumbra de tus miradas
que se manifiestan asesinas
creando incendios en mi piel.

Arrebatos escandalosos de besos náufragos
que por fin encuentran el cómo y el dónde,
manifestándose en cada lunar con salidas furtivas
y manos laberínticas que saben cómo hacer
para que pierda los sentidos y desaten nuevos vicios.

Hay que ver con qué fuerza llueve el deseo,
rompes terminaciones nerviosas, 
controlas mis pecas,
me subes al séptimo cielo
Y de cuándo en cuándo
me
ruborizas
las
mejillas.



C.T

jueves, 9 de febrero de 2017

My chin

Ya no supimos mirarnos a los ojos,

a interpretar nuestras palabras, a besarnos la piel.

No sabías todo lo que perderías y por tu culpa lo he perdido yo también.


Fallé en hacer que se te contagiara la risa

y olvidé olvidar cómo me besabas

la barbilla.


Que difícil es echar de menos...


C.T

sábado, 4 de febrero de 2017

martes, 3 de enero de 2017

Tipos de grietas

Entre tu comisura y la mía hay mil relámpagos, que pinchan y cortan creando esas grietas en mis labios, que no se si es por el frío o por la hambruna que dejó tu aliento en esta guerra. 


Pero ya no besan más que el deseo de tus manos prohibidas y pecas escondidas cual corazón vagabundo por las calles frías en esta noche vieja. 


Tal vez, entre alevosías e inframundos te encuentro a ti, despiadado corazón de hielo. 

Que tan semblante marcas la hora de tu propio reloj y tan olvidadizo eres con el segundero,  

que de lo importante haces migajas de pan y del egoísmo un punto ciego.

 

Y así eres tú. Ciego

O así soy yo. Ciega, sordomuda, tonta y trasta y testaruda.

Tal cual decía Shakira ..

-C.T

domingo, 4 de diciembre de 2016

Vértices

Se que dentro de todos tus demonios
hay algunos que siguen creándome tormentas
indefinidas, malumoradas y truculentas.

Pasa a sembrarme la paz, a olvidar odiarte
a lidiar con nuestros magnetismos
a dormirte en mis vértebras.

Diciembre tedioso y sangriento,
frío como tus manos las últimas veces
en tus prolongadas ausencias.
En tu belleza infinita, no estudiada,
drámatica.

De tus vértices a mi vértigo.
De los inviernos a tus labios.
De mi a ti.
Siempre, pero siempre a contra corriente.
Siempre, pero siempre con equilibrio.

C.T

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Delete

No escueces, quemas.
Sin logaritmos ni cuentas a medias.
Quemas. 
Ojalá las yemas de mis dedos
sean capaces de escribir cualquier
cosa paradisiaca e idílica 
en la que los dos
nos convertimos en 
un ser mitológico fuerte e inmortal
en ese paraíso donde no existen
las verdades a medias y
el dolor de calle.

En donde el quererse
es una tregua del destino.

Y tú y yo estamos condenados a obviar los polos opuestos
y navegar por las aguas de Pangea 
sin pensar que todo es redondo
y me pueda encontrar con tus rizos.

Creo que quiero esconderme cual caracol cuando tiene miedo.
No quiero que ocurra nada más allá fuera de lo que yo misma siento (o deseo).

Que
se
pare 
el
tiempo
Sinoestoycontigo.

C.T

miércoles, 31 de agosto de 2016

A.gosto




Aquí estoy, dejándome llevar por las últimas horas de Agosto
(y de nuevo, meticuloso día impar)
que suenan a tristes despedidas
de las excusas cobardes
que usan los amantes para sus veranos.

O quizás sea yo que
que quiera excusarte de todo delito
de tu imponente distancia,
de tus decretos dictados.
Y de toda esta larga ausencia que he contemplado con sudor frío desde la mirilla.

Ahora que estoy a un escalón de septiembre y de comprender que comienza de nuevo la rutina,
tengo que poner orden en mi estómago 
Y dejar que los gusanos no me atolondren los sentidos 
porque sinceramente,
yo también quiero ser mariposa en septiembre.

No me sugieras plantar susanas de ojos negros,
porque abuso de castigos todos los otoños con tu nombre en la regadera. 

Tampoco terciaré ni medio secreto a la luna
de mis deseos contigo
Ni peligraré de nuevo en tus sábanas adictivas en las que quedarme envuelta, y completamente desnuda 
por
tu culpa.

Te estaré echando de menos
otro septiembre más,
con las ganas de quererte menos 
y saborear la valentía 
de poder dejarte 
atrás.

C.T