domingo, 22 de abril de 2012

Yo le llamo el Coco

Y sin embargo que, no me dejas avanzar, me tienes la mente controlada, los sentimientos asustados, les estas debilitando con tus jugadas, creas nuevos, les robotizas, les quitas el corazón, me les destruyes, les aniquilas, te encanta hacer ¨vudú¨ con ellos. Es tu nueva ciencia. Ya sabia yo, que las letras solo se te daban bien en los bares. Es como un don. Yo.. yo tambien tengo un don. El don de imaginar, y jugar con mi imaginación. Y tú... tú en mi imaginación.. eres como el "Coco". Nadie sabe qué aspecto tiene el Coco, ni que es lo que de verdad quiere de nosotros... que es lo que realmente piensa y que es lo que viene a hacer cuando está debajo de la cama...



Claudia Tubilla

5 comentarios:

  1. Claudia, no está bien que te hagas esperar tanto rato. El coco, eh? Vaya, das que pensar con esta entrada. Y con todas.

    Un beso así de grande.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Vine para contarte que después de mi novela Detrás de las sonrisas he terminado una nueva historia titulada, Ella, ella y ella, y la iré subiendo a mi blog:

    www.largocaminodelolvido.blogspot.com

    cuento con tus ojos...

    ResponderEliminar
  3. Y el coco nos hace creer que en el fondo hay algo.

    ResponderEliminar
  4. Que original Clau, como me gustó esta entrada. Me trajo mucho que pensar. Sigue escribiendo, lo haces genial. Un bezaso.

    ResponderEliminar
  5. Creo que nunca debemos permitir que el hechizo del amor nos niege la posibilidad de ver más allá de lo evidente.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar